Hace un año, el 14 de enero de 2020, Windows 7 llegó formalmente al final de su vida útil. A partir de esa fecha, Microsoft dejó de proporcionar actualizaciones de seguridad críticas para Windows 7. Con Windows 7 a nuestras espaldas parece casi imposible que debamos comenzar a preocuparnos por el final de la vida útil de Windows 8, ¡pero lo hacemos! Hagamos una prueba rápida: ¿hace cuánto tiempo se lanzó Windows 8.0? Respuesta: ¡Hace 12 años!

Windows 8.0 ya no recibe actualizaciones críticas, pero la mayoría de los usuarios se han actualizado a Windows 8.1. Windows 8.1 alcanzó el final del soporte estándar el 9 de enero de 2018. Esto significa que ya no recibirá mejoras de funciones; sin embargo, las actualizaciones de seguridad críticas permanecen disponibles para Windows 8.1 hasta el 10 de enero de 2023.

¡Haga planes ya!

Enero de 2023, suena a lejano, pero consulte su calendario. ¡Es 2021! En solo dos años, Windows 8.1 está en el cementerio de software de Microsoft. El tiempo pasa muy rápido y desea planificar una actualización de Windows ordenada y con éxito. Si su organización utiliza Windows 8.1, ¡comience ahora a planificar sus actualizaciones!

Además, solo para su comodidad, realice una auditoría rápida y asegúrese de que no haya ningún incrédulo en la actualización de Windows que todavía esté usando Windows 8.0. ¡Esa es una invitación para malware, ransomware, virus y muchos fines de semana en la oficina cuando debería estar disfrutando!